Con Fernando Galacho nos ponemos al día en la nueva etapa de BLACKBERRY CLOUDS.
Después de haber pasado siete años sin sacar música al mercado el grupo malagueño Blackberry Clouds nos sorprende con un excelente nuevo disco en donde la evolución de los sonidos son patentes y tratados con una calidad contrastada hacia las raíces americanas. En este “Dry wind” poseen unos intensos temas de rock americano a lo largo de todo el album.
El grupo aparece en el año 1996, lanzáis un mcd y dos discos de larga duración, aparte de haber participado en varios recopilatorios, ¿qué recuerdos guardáis de esta primera época del grupo?
Conservamos muchos y muy buenos recuerdos. Los Clouds de esa época parecen ahora muy lejanos, pero recordamos con cariño los primeros años. Estamos orgullosos de nuestra trayectoria porque siempre hemos hecho lo que nos apetecía. Hemos disfrutado de todas las etapas del grupo y de los amigos que han pasado por él (Paco, José Ángel y algunos más).

Termináis una etapa y empieza otra nueva, ¿cómo ha sido la evolución de los sonidos de Blackberry Clouds desde aquella etapa a esta actual’
En cada álbum de los Clouds siempre hay un giro con respecto al anterior. Ese es el concepto básico que nos mantiene activos. Comenzamos basándonos en los sonidos de guitarras, pero hemos ido evolucionando a medida que se incorporaban nuevos miembros a la banda. Cada uno ha aportado enfoques diferentes en la forma de acometer las canciones y ha añadido más riqueza a la instrumentación de éstas. También ha influido la tendencia (supongo que natural) a cambiar paulatinamente la energía de los inicios por la inquietud de probar cosas y experimentar con nuevos instrumentos.
Habéis tenido cambios de componentes en la formación del grupo, en este momento, ¿tenéis una formación estable?
Bueno, ha entrado y salido gente, pero la formación es estable…por ahora.
¿Desde cuándo rondaba por vuestras cabezas dar este giro musical a las raíces americanas?
Siempre nos ha gustado este tipo de sonidos, aunque no lo mostráramos en nuestros trabajos anteriores. Llevamos unos años macerando este mejunje, probando los nuevos instrumentos (pedal steel, contrabajo, etc.) y trabajando en canciones en las que pudiéramos desarrollar esta nueva dirección. Nos apetecía mucho darle este aire a la banda. La salida del anterior cantante propició este cambio, ya que aprovechamos la circunstancia para lanzar a la banda por ese camino.
¿Qué ha ganado el grupo con este nuevo rumbo,es decir ¿estáis más cómodos con estos sonidos?
Sí, nos encontramos más cómodos y muy satisfechos, tanto por el sonido de la banda como por las nuevas canciones, que se ajustan perfectamente a la idea que tenemos ahora de los Clouds.
Unas raíces americanas que parten del country, country-rock, americana e incluso rockabilly en trece temas que componen este disco titulado “Dry Wind”, ¿cómo habéis trabajado y elaborado este disco?
Todos los miembros de la banda son devoradores de música relacionada con esas características, pero en un sentido amplio que va desde Sweetheart of the Rodeo hasta Fire of Love, por ejemplo. Así que todos vamos al local con esos sonidos incrustados en la cabeza y allí trabajamos juntos los temas. Se suele partir de una idea o boceto inicial al que cada uno va añadiendo su marca personal. Al final resulta algo totalmente diferente de la idea de partida, pero siempre mucho mejor.
Podríamos decir claramente que es un disco muy emocional para Blackberry Clounds
Bueno, el proceso de elaboración de las canciones, de grabación y edición de estos dos años ha coincidido con varios momentos difíciles que seguro han dejado huella en el disco. En ese sentido, para nosotros es un disco muy emotivo.
¿Cómo se desarrollaron las sesiones de grabación de este disco?
Teníamos el material muy perfilado, así que el proceso ha sido muy fluido, sin traumas ni historias raras. Es cierto que nos lo tomamos con calma, pero los Clouds de ahora funcionamos mejor a velocidad crucero.
La grabación del disco se ha realizado en dos estudios, ¿por qué?
Grabamos una tanda de temas en el Hollers Analog Studio por Maxi Holler, un técnico estupendo que nos entendía perfectamente. El resto de canciones las grabamos y editamos en Grabaciones Oscuras, donde también hicieron un gran trabajo. Ambos estudios son de Málaga. Tenemos conexiones con ellos que nos permitían trabajar en un ambiente relajado y con gente que comprendía bien lo que queríamos hacer.
Las letras del disco a través de estos trece temas ¿qué temática global le habéis infundido?
Nos gusta contar historias en las canciones. Casi todas las letras hablan de gente que huye o que vuelve a casa, en sentido literal o figurado. El ambiente general de las letras suele ser triste, melancólico, o sobre personas en situaciones complicadas. Es una especie de terapia. Nos parece divertido cantar canciones sobre problemas que nunca vamos a sufrir.

Desde “Dry wind” hasta “My main day” hay un recorrido que pasa por nuevos instrumentos y más melodía en las voces, ¿es un estado satisfactorio para el grupo todo lo que conlleva este nuevo trabajo?
La incorporación de Julio al piano, el trabajo de Francis al pedal steel, el de Frank al contrabajo, etc…con esta nueva formación nos encontramos completos para desarrollar el rumbo que queremos darle al grupo.
Es un disco auto-editado por vosotros mismos, ¿queríais controlar todo lo referente a esta edición de “Dry Wind”?
Bueno, no ha sido una cuestión de querer controlarlo todo. Por suerte, las discográficas que editan este tipo de material suelen otorgar un alto grado de libertad artística a los grupos a quienes edita. Lo único es que las discográficas que se habían interesado en el trabajo no tenían pasta para moverlo, con lo cual no tenía sentido ponerlo en manos de nadie que no fuera a poner medios suficiente para difundirlo con garantías…llegado a ese punto, lo hacemos nosotros y ya está.
¿Cómo lleváis toda esta nueva etapa en el concepto sónico a los directos?
Siempre intentamos llevar los matices de “Dry Wind” al directo, pero no como una reproducción, sino simplemente porque es lo que somos. En el álbum no hay nada que no podamos tocar en concierto, aunque el directo siempre añade un punto de intensidad.
¿Nos podíais explicar un poco cómo son los directos del grupo, compagináis temas propios con versiones?
En directo siempre incluimos alguna versión. Nos divierten mucho y nos reafirman en nuestras convicciones musicales. Que yo recuerde, en casi todos los conciertos hemos hecho Mother of Earth de Gun Club; tenemos debilidad por este tema.
Qué próximos proyectos tiene el grupo en cuanto actuaciones en directo, nuevas grabaciones de aquí a finales de año
Presentaremos “Dry Wind” en Málaga el próximo 13 de Abril en la Sala Espaciu acompañados de los increíbles Hollers. Después, iremos cerrando fechas para tocar tanto como podamos.
“Dry Wind” está recién sacado de la parrilla, pero ya tenemos material para grabar cuando llegue el momento. Esperamos comenzar el siguiente antes de que finalice el año.
Muchas gracias
A ti por este rato de charla. Ha sido un placer.
https://www.facebook.com/blackberryclouds
http://www.myspace.com/theblackberryclouds